Informe de Coyuntura Económica 1er Trimestre 2021

A la finalización del primer trimestre 2021 (1T2021), desde FVEM hemos realizado la primera Encuesta de Coyuntura Económica del ejercicio, para dar continuidad a la actividad desarrollada en 2020 y disponer de la necesaria información relacionada con la situación de las empresas del sector.

Según la misma, el nivel de actividad para las empresas del sector ha sido muy similar al nivel del último semestre de 2020, reduciéndose tanto el número de empresas que declaran que su actividad ha sido mejor de lo previsto inicialmente como las que dicen que ha estado por debajo. 

La tendencia de la situación del mercado a lo largo de 2020 fue de mejoría trimestre tras trimestre. En el 1T2021, esta tendencia positiva se mantiene pero con menor intensidad, pasando las empresas que manifiestan estar en situación de recesión o fuerte recesión del 36,9% al 31,7%, y las que dicen que sus mercados están en reactivación o fuerte reactivación de un 25,7% a un 27,9%. Los datos de este 1T2021 coinciden prácticamente con las expectativas que tenían las empresas al comienzo del ejercicio para el primer semestre 2021.

Así, de acuerdo con estos datos, podemos especular que el sector ha frenado la tendencia de recuperación que mantenía en 2020, siendo está más lenta de lo que lo hacía en trimestres anteriores. No obstante, las expectativas para los próximos meses prevén el mantenimiento de esta tendencia de recuperación, incrementándose de manera importante las empresas que intuyen una reactivación, que alcanzan el 43,9% del total, dato elevado en comparación con otras previsiones anteriores. De igual manera, también disminuyen 6 puntos, hasta el 20,6%, las empresas que siguen viendo un panorama de recesión en el horizonte.

Los pedidos en cartera mantienen un nivel similar al de fin 2020, con menos empresas que consideran que la situación es normal y más empresas que consideran que el nivel de pedidos es alto (15,1% frente a 12,3%) o débil (54,2% frente a 53,4%). En definitiva, la situación de la cartera de pedidos no ha mejorado en términos generales respecto al trimestre anterior y se ha parado la tendencia de mejora que se venía manteniendo desde junio del año pasado, destacando de nuevo que más de la mitad de las empresas la consideran débil y solo un 30% la considera normal.

En relación con el tamaño de las empresas, las tendencias son las mismas que en las preguntas relacionadas con el nivel de actividad del 1T2021 y con la situación del mercado, confirmando las conclusiones obtenidas: a menor tamaño, la situación de la cartera de pedidos es débil o muy débil para un mayor número de empresas, y cuanto mayor es la empresa, mejor es el nivel de la cartera, hasta el punto de que solo el 8% de las empresas de menos de 10 personas declaran tener una cartera de pedidos fuerte, mientras que es el 27,3% de las de mas de 100 personas, las que la consideran de esta manera.

En cuanto a la previsión de actividad para el 2º trimestre, se manifiesta de nuevo el frenazo en la recuperación, al disminuir las empresas que dicen estar con un volumen de actividad por encima del 75% y pasar del 38,6% de previsión para el 1T2021 a un 34,1% para el 2T2021. También incrementa el número de empresas que están por debajo del 25% de actividad, pasando del 8,5%, cifra que se mantenía estable en las últimas encuestas, al 10,4%. 

En contraste con los datos anteriores, en el 1T2021 se ha incrementado el grado de utilización de la capacidad productiva en relación con el 1T2020, pasando del 13,7% de las empresas que nos lo indicaban así en diciembre, a un 23,1% que lo manifiestan en marzo. Este hecho, unido a la reducción de 4,3 puntos en el número de empresas que han disminuido este indicador (43,1%), nos indica que la actividad sigue siendo baja respecto a años anteriores al inicio de la pandemia, aunque mantiene una cierta tendencia positiva en su recuperación.

Las empresas pequeñas siguen siendo las que peores datos ofrecen, casi la mitad de las empresas afirma haber disminuido este indicador. Entre las empresas de entre 51 y 100 personas, se da, por un lado, la mayor ratio de aumento de la utilización de su capacidad productiva y, por otro, el menor porcentaje de empresas que la disminuyen.

Las respuestas del conjunto en relación con su facturación del 1T2021 comparada con el 1T2020 nos indica que ha disminuido, como media, un 11%. Cabe recordar que el descenso de 2020 sobre 2019 era de un 18,1%, por lo que parece que el impacto de la crisis se reduce conforme avanzamos en el ejercicio.

La relación de la facturación de 1T2021 respecto a 4T2020 nos traslada un dato sorprendente: se ha dado un descenso de un 7,5%. Así, el 43,4% de las empresas manifiestan que han descendido sus ventas con respecto al trimestre anterior, mientras que solo el 25,6% dice que han aumentado. Este hecho puede ser debido a la estacionalidad de las ventas de determinados subsectores.

A nivel global, los plazos para la recuperación de la actividad se alargan de manera moderada. Así, aunque las empresas que ven la recuperación a más de un año pasan de un 25,4% a un 20%, las que cifran esa recuperación en un periodo de un año pasan de un 23,7% a un 30,9%.

El alto nivel de empresas con perspectiva de recuperación a más largo plazo vuelve a la situación de septiembre, dato este preocupante por el tiempo transcurrido sin mejora de la percepción de este dato.

En términos generales, en relación a los datos de diciembre, existe un pequeño trasvase de empresas que consideran que tienen excesiva plantilla a aquellas que la consideran adecuada, por lo cual se puede intuir cierta mejoría en el comportamiento del empleo en relación a las previsiones que FVEM hizo a primeros de año. Es la primera vez desde el inicio de la pandemia, que el número de empresas que piensan incrementar plantilla es superior al que piensa reducirla.

Así, con los datos trasladados desde las empresas, podemos estimar una leve mejoría en términos de empleo, tomando como base la previsión inicial de una perdida de alrededor de 500 puestos de trabajo en el sector del Metal de Bizkaia.

En cuanto a las empresas en ERTE, el 17,5% afirma tener uno aplicado en la actualidad y un 10,7% prevé solicitarlo en el próximo trimestre.

Sobre los factores que más preocupan en la actualidad, son, en siguiente orden: debilidad de la economía española, materias primas (abastecimiento, incremento de precios) y descenso en la rentabilidad de las ventas. Estos factores se mantienen en la parte alta del ranking como en encuestas anteriores, a excepción de las materias primas, que ha pasado de ocupar un segundo lugar, principalmente por la situación económica global y la creciente demanda, fundamentalmente en países asiáticos.

En cuanto a las medidas o ayudas, las más valoradas para implementar son: subvenciones públicas para digitalización, medidas de flexibilidad interna y reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social. 

Finalmente, el 53% de las empresas valoran la situación de coyuntura actual en Bizkaia como regular. Las que la valoran como normal representan el 30%.

Recibe gratis nuestros boletines

Suscribirme