Ingeteam suministra su storage power station para un proyecto piloto de almacenamiento energético en el mayor proyecto solar del mundo

Ingeteam ha suministrado su sistema de conversión de potencia (PCS, por sus siglas en inglés) para un proyecto piloto en Dubái, que supone el primer sistema de almacenamiento de energía en los Emiratos Árabes Unidos acoplado a una planta fotovoltaica a gran escala. Dicho sistema de baterías está conectado al mayor proyecto fotovoltaico del mundo: el parque solar Mohammed Bin Rashid Al Maktoum.

Amplex-Emirates LLC fue la empresa concesionaria del proyecto piloto por parte de la autoridad eléctrica del emirato, DEWA (Dubai’s Electricity & Water Authority). NGK Insulators LTD suministró las baterías de sodio-sulfuro (NaS) e Ingeteam suministró el sistema PCS de conversión de potencia de 1,2 MW, así como los elementos de media tensión (transformador de media tensión, celdas de media tensión, etc.), el sistema de control de planta y el interfaz de control BMS (Battery Management System).

Dubái ha acelerado la inversión en energías renovables para eliminar su dependencia de los combustibles fósiles, al tiempo que trata de asegurarse un crecimiento económico sostenible. Por eso, sigue construyendo y ampliando el parque solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum, ubicado al sur del emirato y que a día de hoy es el mayor complejo solar del mundo. Así, Dubái se ha puesto como objetivo alcanzar los 5.000 MW de potencia solar, tanto fotovoltaica como de concentración (CSP), para el año 2030. Esto haría aumentar hasta el 25% el ratio de generación renovable respecto de la capacidad de generación energética total del emirato. Además, para el año 2050 Dubái se ha puesto como meta elevar dicha cifra hasta el 75%.

Por eso, anticipándose a esa fuerte introducción de energía renovable en el medio plazo, DEWA ha instalado un sistema de baterías sodio-sulfuro en el parque solar para demostrar su eficacia a la hora de estabilizar las fluctuaciones de la red causadas por la naturaleza variable de la energía renovable. El sistema de almacenamiento de 1,2 MW / 7,2 MWh está permitiendo a DEWA evaluar las capacidades técnicas y económicas de esta tecnología al combinarla con un campo fotovoltaico, de cara a incrementar la estabilidad de la red y reducir las emisiones de CO2. De hecho, el sistema de almacenamiento se está usando también para estrategias más avanzadas como el desplazamiento de energía (energy shifting), la regulación de frecuencia y el control de tensión, gracias a la gran capacidad de las baterías NaS. Este tipo de sistemas híbridos permiten entregar energía limpia y fiable a los consumidores, con una mayor disponibilidad y rentabilidad.

Recibe gratis nuestros boletines

Suscribirme